🚚 BUY A PRENABELT - GET FREE SHIPPING IN CANADA!

1, "right"=>1, "bottom"=>1, "left"=>1}px solid #aebbae;">

EXTENDED! 🍁 Get $30 CAD off with promo code: CANADADAY2024 🍁

OFFER EXPIRES IN:

00
:
00
:
00
:
00

Nacimiento de un niño muerto

Los datos epidemiológicos sugieren que una de cada cuatro mujeres duerme en posición supina en algún momento de la noche [1]. La mortinatalidad afecta a entre 1,7 y 8,8 por cada 1000 nacimientos en países de ingresos altos [2] y varios estudios recientes han identificado el sueño en decúbito supino al final del embarazo como un factor de riesgo novedoso y modificable de mortinatalidad [1,2,3,4,5,6, 7]. Un estudio del Reino Unido que comparó las prácticas de sueño materno entre mujeres que experimentaron un mortinato (después de ≥ 28 semanas de gestación; n=291) y mujeres que actualmente están embarazadas (n=733); ambos con gestación similar, encontraron que ir a dormir en posición supina contribuye a la muerte fetal tardía y se determinó que el riesgo atribuible a la población de ir a dormir en posición supina era del 3,7 % [2]. Un estudio multicéntrico de casos y controles de mortinatalidad realizado en Nueva Zelanda probó la hipótesis de que la posición supina para dormir contribuiría a la mortinatalidad tardía (≥28 semanas de gestación). Se pidió a 164 mujeres que experimentaron mortinatos tardíos y a 569 mujeres elegidas al azar con embarazos en curso que informaran sobre su posición para ir a dormir la última noche (la noche anterior a que ocurriera el mortinato tardío o para los controles, la noche anterior a la entrevista). El estudio encontró que hubo un aumento del riesgo de muerte fetal tardía de 3,7 veces para la posición supina de irse a dormir en la última noche, independientemente de otros factores de riesgo comunes (obesidad, tabaquismo, edad materna avanzada y pequeño para la edad gestacional) [3] .

Fuentes

[1] N. Robertson, S. Okano y S. Kumar, "Dormir en posición supina durante el embarazo se asocia con la redistribución cerebral fetal". J. Clin. Con., vuelo. 9, no. 6, p. 1773, 2020.

[2] A. Heazel et al., "Asociación entre las prácticas del sueño materno y la mortinatalidad tardía: hallazgos de un estudio de casos y controles de mortinatos". BJOG, vol. 125, no. 2, pp. 254–262, 2018.

[3] LME McCowan et al., "Ir a dormir en posición supina es un factor de riesgo modificable para la mortinatalidad tardía del embarazo; Hallazgos del estudio multicéntrico de casos y controles de mortinatalidad en Nueva Zelanda". Más uno, vol. 12, núm. 6, pág. e0179396, 2017.

[4] RS Cronin et al., "Un metanálisis de datos de participantes individuales de la posición materna de irse a dormir, las interacciones con la vulnerabilidad fetal y el riesgo de muerte fetal tardía". ECclinicalMedicina, vol. 10, págs. 49–57, 2019.

[5] T. Stacey, J. M. D. Thompson, E. A. Mitchell, A. J. Ekeroma, J. M. Zuccollo y L. M. E. McCowan, "Asociación entre las prácticas del sueño materno y el riesgo de muerte fetal tardía: un estudio de casos y controles" BMJ, vuelo. 342, no. jun14 1, págs. d3403–d3403, 2011.

[6] JT Owusu et al., "Asociación de las prácticas del sueño materno con preeclampsia, bajo peso al nacer y mortinatos entre las mujeres ghanesas". En t. J. Gynaecol. obstetra, vol. 121, no. 3, pp. 261–265, 2013.

[7] A. Gordon, C. Raynes-Greenow, D. Bond, J. Morris, W. Rawlinson y H. Jeffery, "Posición para dormir, restricción del crecimiento fetal y muerte fetal tardía: el estudio de muerte fetal de Sydney: el Estudio de muerte fetal en Sydney", obstetra ginecol., vol. 125, no. 2, pp. 347–355, 2015.

aquí
© 2022